En 1976, en Estados Unidos, Hayes Noel y Charles Gaines idean un juego que consiste en acechar y cazar al rival en un espacio abierto. En un principio lo llaman National Survival Game, y comienzan a practicar este juego en los bosques de Henniker, en New Hampshire. El objetivo del juego era poner en práctica técnicas de supervivencia y caza para localizar y eliminar al jugador rival. Se encontraron con el problema de como probar que realmente se había conseguido alcanzar al contrario. Dieron con la solución poco tiempo después, cuando vieron en un catálogo agrícola una herramienta, la Nelspot 007, de un fabricante de pintura, que permitía lanzar bolas de pintura, y cuyo uso original era señalizar árboles y ganado a distancia. Como curiosidad, tras varias horas, la primera partida la ganó Gaines.

Tras estas primeras partidas, ambos amigos idearon un reglamento basado en el juego de captura de bandera e invitaron a varios amigos y a algún periodista de prensa deportiva a probar. Poco a poco el interés por este nuevo juego, llamado Survival, fue aumentando, así que Noel y Gaines fundaron la National Survival Game, y poco tiempo después abrieron varias franquicias en otros estados.

Las primeras marcadoras eran muy diferentes a las actuales. Las Nelspot 007 funcionaban con cartuchos de CO2, y permitían hacer un máximo de 12 disparos. Además, había que amartillar la marcadora tras cada disparo. Las máscaras específicas de paintball todavía no habían sido creadas, por lo que usaban gafas protectoras convencionales que solo protegían los ojos, dejando el resto de la cara expuesta. La pintura de las bolas tenía una base de aceite, por lo que no eran solubles en agua, y por lo tanto dejaban mucho residuo en el ambiente, en la ropa y en el cuerpo.

Las partidas eran largas, en un terreno muy amplio, y los jugadores se acechaban entre si, y al tener solo unos pocos cartuchos para 12 disparos, la frecuencia de estos era muy baja.

Varios años después, entre el 81 y el 83, aparecieron varios fabricantes de equipación y accesorios de paintball, aumentando la competencia, y dando lugar a importantes avances tecnológicos, como marcadoras semiautomáticas, botellas de aire comprimido o CO2 más grande, tolvas para cargar más bolas, o codos de 45o para facilitar la carga de la tolva a la marcadora.

Hoy en día existe una amplia gama de productos para paintball, desde marcadoras sencillas para uso ocasional hasta las que incorporan elementos electrónicos que aumentan la tasa de disparo y que apenas pesan unos pocos cientos de gramos. Igualmente, las máscaras presentan múltiples diseños y elementos con diferentes calidades técnicas, como lentes de espejo o lentes anti-vaho. En cuanto a las bolas, hoy en día existen diferentes opciones de calibre, gramaje y fragilidad.

DESAFÍO PAINTBALL

DISFRÚTALO

VER DISPONIBILIDAD